miércoles, 28 de noviembre de 2012

About roots...

Anchorena
Photo by Alex Musetti

Hace años, en el colegio, nos encargaron un trabajo sobre la familia, consistía en hacer nuestro árbol genealógico. Sin ir más allá de mis bisabuelos, conseguí reunir tantas nacionalidades distintas, que la maestra me premió por ser la más "original", el resto de mis compañeros no pasaban de dos. Sin embargo, yo admiraba el árbol de aquellos niños que no se paraban en sus bisabuelos, eran capaces de ir más allá y remontarse siglos atrás sin dificultad. Sabían exactamente de dónde venían, conocían sus raíces.

En mi caso tuve la oportunidad de conocer sólo a una de mis abuelas y crecí alejada de ella. Fue a través de mis padres que conocí las historias y anécdotas familiares, así como un país que ya sólo existía en el imaginario de mis padres, porque al emigrar, el país de origen se acaba convirtiendo en un país inventado, que nuestra mente congela en el tiempo.

Crecí soñando con el país en el que nací, y aprendí a amar la ciudad en la que crecí. Hasta el punto de que si alguien me preguntaba de dónde era, yo contestaba "catalana de Uruguay". Con mi mentalidad infantil logré simplificar un concepto con el que aun hoy me atasco cuando alguien me pregunta sobre mi origen. 

No soy de allí, ni soy de aquí. Soy una suma de nacionalidades, razas y culturas, algunas heredadas a través de la sangre y otras adoptadas. Pero todas ellas forman parte de mí, de lo que soy.

Y aunque presumo de ser una ciudadana del mundo, nunca dejé de anhelar mis raíces. Con el tiempo, he aprendido que las raíces de algunos no están en un punto geográfico, ni en una parcela de tierra o una casa... Mis raíces residen en las historias que me transmitieron de niña mis padres, y en cada rinconcito del planeta en el que hay alguien a quien quiero y extraño.

¿Qué hay de vosotros? ¿Conocéis el origen de vuestra familia? ¿Es también una mezcla de culturas o de lo contrario proviene de un lugar común? ¿Tenéis la suerte de haber crecido escuchando las "batallitas" de vuestros abuelos?


Long time ago, when I was in school, we had a homework about family, we had to make our family tree. I just could get to my great-grandparents but I gathered so many different nationalities that our teacher rewarded me for being the most "original" one, the rest of my classmates got at most two. However I admired the trees that didn't end in great-grandparents, those children were able to go further in the history of their family. They knew exactly where they came from, they had the chance to know their roots.

In my case I only had the chance to know one of my grandmothers and I grew up away from her. It was through my parents that I could know the family stories and anecdotes, as well as they got me to know a country that only existed in my parent's mind, because when you emigrate the home country becomes an invented country, that our mind freezes in time.

I grew up dreaming about the country where I was born, and I learned to love the city where I grew up. When I was a kid, if someone asked me where I was from, my answer was "I'm Catalan from Uruguay". My young mind was able to simplify a concept that even today makes me get stuck when someone asks me about it. 

I'm not from there, nor from here. I'm a combination of different nationalities, races and cultures, some inherited through blood, and others adopted. But they all are part of me, of who I am.

And although I like to think I'm a citizen of the world, I've never stopped yearn for my roots. Over time, I've learned that the roots aren't always in a geographical location, nor in a plot of land or in a house... My roots lie in the stories that I heard from my parents as a child, and in every little corner of the planet where there is someone I love and miss.

What about you? Do you know the origin of your family? Is it a mix of cultures like mine or comes from a specific place? Have you been lucky enough to grow up hearing your grandparents old stories?


1 comentario:

  1. NO SOY DE AQUÍ
    Letra de Facundo Cabral
    Música de Facundo Cabral

    Me gusta el sol, Alicia y las palomas,
    el buen cigarro y la guitarra española,
    saltar paredes y abrir las ventanas
    y cuando llora una mujer.

    No soy de aquí ni soy de allá
    no tengo edad ni porvenir
    y ser feliz es mi color de identidad.

    Me gusta el vino tanto como las flores
    y los conejos y los viejos pastores
    el pan casero y la voz de Dolores
    y el mar mojándome los pies.

    No soy de aquí ni soy de allá
    no tengo edad ni porvenir
    y ser feliz es mi color de identidad.

    Me gusta estar tirado siempre en la arena
    o en bicicleta perseguir a Manuela
    o todo el tiempo para ver las estrellas
    con la María en el trigal.

    No soy de aquí ni soy de allá
    no tengo edad ni porvenir
    y ser feliz es mi color de identidad.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...